10 consejos para un corazón sano – Consejos de salud y alimentación


1. Rellena la fibra. La fibra no sólo ayuda a reducir los niveles de LDL («malo») [[wiki:colesterol]], sino que también puede ayudar a controlar el peso. El sobrepeso aumenta el riesgo de insuficiencia cardíaca en un tercio, mientras que la obesidad lo duplica. Mientras que dos tercios de los estadounidenses son demasiado pesados, sólo la mitad obtiene suficiente fibra. Las fuentes principales incluyen avena, frijoles, frambuesas, moras, naranjas y guisantes verdes.

2. Plátanos. Lo hice cuando me enteré de que el 99 por ciento de las mujeres y el 90 por ciento de los hombres no obtienen suficiente potasio en su dieta. Responsable de regular el equilibrio de fluidos en nuestras células, el potasio también atenúa los efectos del exceso de sodio. El exceso de sodio y la falta de potasio es una receta para la presión arterial alta. Consigue un equilibrio más saludable reduciendo la sal y aumentando el consumo de potasio con los plátanos, las patatas, el brócoli y el kiwi.

3. Diga«no» a esa taza extra de café. Cuatro o más tazas de cerveza diarias podrían elevar los niveles de homocisteína en la sangre, un aminoácido asociado con un mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares. Beber más de dos tazas de café al día puede endurecer las arterias y contribuir a la arteriosclerosis. Cambie al té; sus beneficios para la salud del corazón incluyen la reducción de la presión arterial y la disminución de la inflamación.

4. Enfermedad cardíaca«de la remolacha». La remolacha contiene el antioxidante betanina, que puede ayudar a evitar que el colesterol LDL obstruya las arterias, según un estudio publicado en el Journal of Agricultural and Food Chemistry. Además, esta raíz vegetal es una buena fuente de ácido fólico, que ayuda a descomponer ese dañino corazón [[wiki:homocisteína]]. Las principales fuentes de ácido fólico son las espinacas, el brócoli, la lechuga romana y la papaya.

5. Conviértase en unmejor oyente. Investigadores de la Universidad de Baltimore encontraron que las personas con «personalidades dominantes» tenían un riesgo 47 por ciento mayor de enfermedades cardíacas en comparación con sus pares más pacientes y pasivos. Entonces, ¿cómo sabes si eres «dominante»? Otro estudio identificó varios marcadores – incluyendo la tendencia a interrumpir!

6. La palabra con «L» que tu corazón realmente anhela: [[wiki:licopeno]]. Este saludable corazón [[wiki:fitonutriente]] -; que se encuentra en los tomates, la sandía y el pomelo rosado – puede reducir los niveles de colesterol y disminuir la inflamación. Los investigadores de Harvard descubrieron que comer siete o más porciones de tomates a la semana podría reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares en un 30 por ciento.

7. 7. Elijagrasas saludables. Las grasas monoinsaturadas (piense en aceite de oliva, aguacate, nueces) – cuando se usan en lugar de las grasas saturadas (piense en mantequilla, tocino, carne de res) – ayudan a bajar el colesterol. Otra grasa saludable – omega-3 – ayuda a reducir la inflamación. Las fuentes de omega-3 incluyen el salmón salvaje, las nueces y la linaza.

8. 8.No convierta el desayuno en un desayuno de desayuno. Aunque saltarse el desayuno en realidad reduce su metabolismo, pasarse de la raya no es mejor. Un nuevo estudio realizado en la Universidad de Buffalo descubrió que los grandes desayunos grasos desencadenan la liberación de sustancias químicas inflamatorias asociadas con las arterias obstruidas. Así que salta la pila de galletas y opta por un batido de fresa y plátano.

9. Oda a la soja. Veinticinco gramos de proteína de soja al día pueden ayudar a reducir el colesterol, según la Asociación Americana del Corazón. Otros nutrientes de la soja que son saludables para el corazón son el ácido fólico y el magnesio (que ayuda a mantener una presión arterial normal). La leche de soja, el edamame, el tofu y las nueces de soja son sólo algunas de las muchas formas de disfrutar de la soja.

10. 10. Pideun aumento. En el colesterol HDL, es decir. Niveles más altos de este «buen» colesterol pueden ser casi tan importantes como niveles bajos de colesterol LDL para mantener a raya las enfermedades cardiovasculares. Además de hacer ejercicio, dejar de fumar y limitar las grasas trans, un estudio de la Universidad de Scranton encontró que beber jugo de arándano podría ayudar a aumentar los niveles de HDL.

Artículos relacionados:

  1. ¿Qué hace que nuestro colesterol en la sangre sea alto?
  2. Azúcar – ¿Es el nuevo enemigo?
  3. 10 maneras fáciles de reducir el colesterol
  4. Los alimentos que debe comer para mantener un corazón saludable