5 Maneras en las que destruyes la autoestima de tus hijos


El autoestima de nuestros niños debe forjarse con tiempo y confianza, el deber que nos corresponde como padres es mantenernos a su lado y ayudarles para que la valoración de sí mismos sea positiva.

Anuncio

Tenemos que tomar en cuenta que nosotros somos el espejo de nuestros hijos, ellos guiarán sus actitudes y acciones mediante las nuestras, así que debemos mantenernos como un buen ejemplo para ellos y evitar destruir el orgullo y amor propio de nuestros pequeños con actos negativos.

5 equivocaciones que cometemos con nuestros hijos

Anuncio

Humillación:

Uno de los peores errores que podemos cometer con los niños, es humillarlos. No importa lo que hayan hecho, las burlas y malos tratos hacia tu pequeño solo logran que su orgullo se deteriore y no tenga confianza de si mismo, provocando que piense que todo lo que realice será objeto de broma o de regaños.

Sobreprotección:

Una cosa es cuidar al nene, y otra muy distinta es darle un plus de atención sobre su comportamiento que definitivamente no necesita. Tienes que darle la oportunidad para que el mismo realice sus actividades. Brindale tu confianza y hazle entender que él puede lograr cualquier cosa que esté dentro de sus capacidades.

Calificarlo a el en vez de sus acciones:

Es importante que sepas diferenciar entre la actividad que él ha hecho de manera incorrecta y su verdadera actitud, no porque haya hecho algo malo quiere decir que el lo sea. Enséñale que es lo correcto y que no lo es, sin violencia.

Críticas negativas:

No es correcto que siempre hagas comentarios negativos hacia él, por ejemplo, su forma de hablar, sus gestos… eso causa un fuerte sentimiento de inferioridad que no será fácil eliminar. El espera recibir amor de tu parte, no críticas.

ANTES DE QUE SE TERMINE EL ARTÍCULO: TODOS LOS DÍAS PUBLICAMOS NOTICIAS PARA USTEDES PERO NECESITAMOS DE SU AYUDA PARA DIFUNDIRLAS A TRAVÉS DE LAS REDES SOCIALES, SI NUNCA COMENTAS, AL MENOS DIME “GRACIAS POR EL ARTICULO” Y SABRÉ QUE ME LEES. SI TAMBIÉN TE GUSTÓ LA PUBLICACIÓN, COMPÁRTELA EN TU MURO Y PODRÁS VERLA CUANDO QUIERAS.

Expectativas exageradas:

Si has inscrito a tu hijo en béisbol, no significa que será el mejor de todos los jugadores, puede que sí, pero creeme que no es su obligación. Este ejemplo es perfecto porque la mayoría de los padres pensamos que nuestros hijos serán los mejores en algo, pero puede que en realidad no les guste lo que hacen, o simplemente se les dificulte. Tenemos que ser realistas y conocer mejor sus gustos.

También puedes ver este video:

Anuncio

Se un buen padre con tus hijos.