6 Cosas que no sabías de tu ombligo y hoy descubrirás

Todos tenemos un ombligo, la marca que nos queda cuando nacemos.

Y muy pocas veces buscamos información acerca de nuestro ombligo, por lo que sabemos muy poco de él. La finalidad de este artículo es precisamente esa, que te enteres de cosas que no sabías de tu ombligo. Por ejemplo se sabe que son muy pocas las personas que tienen el ombligo salido o que el ombligo es considerado como zona erógena.

Estas y otras curiosidades te las damos a conocer en este artículo, así que lee con atención y descubrirás más acerca del ombligo. ¡Atentos!

Wayback Machine

Nuestros ombligos están llenos de bacteria

Por más que procures mantener tu ombligo limpio y libre de pelusas, este pequeño orificio es hogar de una gran cantidad de bacterias. Entre los dos tipos más comunes, están el estreptococo y los estafilococo. Estas no deberían causarnos ningún problema, a menos que tengamos una herida y puedan penetrar la piel.

El ombligo es una zona erógena

En el caso de las mujeres, el ombligo determina, de cierto modo, si es que el hombre puede o no seguir explorando hacia abajo. Acariciar y masajear el ombligo puede considerarse erótico. Poner un cubo de hielo sobre el ombligo durante el juego sexual, puede provocar placer.

Muy pocos tienen el ombligo salido

Previous capture

El tener un ombligo “levantado” y no hundido, te hace bastante especial. Sólo el 4% de la población mundial tiene el ombligo salido. Si quieres que el tuyo sobresalga o que deje de hacerlo, no hay forma alguna de lograrlo, solo ocurre naturalmente.

La inteligencia se hereda de la madre, así dicen las investigaciones

El ombligo es considerado una cicatriz

Una vez que el bebé nace y el ombligo se corta, queda un pequeño pedazo de cordón umbilical que sobresale y suele caer en las primeras semanas de vida. Lo que nos queda, así como su característica forma, depende de cómo sana el cuerpo después de la caída del cordón umbilical, una vez seco. El ombligo se conecta con los músculos y la piel que los rodea, y esto es lo que determina la forma y tamaño de dicha cicatriz.

Existe la cirugía plástica para el ombligo

Si no estás contento con tu ombligo, puedes acudir a un cirujano plástico para que se te practique una umbilicoplastia. Se trata de una cirugía que tiene un porcentaje mayoritariamente femenino, con un 92% de mujeres como pacientes. Lo que más piden es transformar un ombligo levantado en uno que se vea hacia adentro del abdomen.

Hacerse un piercing en el ombligo es una pésima idea

Next capture

Los piercings no son del agrado de todos, pero si estás pensando en hacerte uno, mejor evita colocarlo en el ombligo. Los piercings en el ombligo, pueden demorar hasta 9 meses en sanar después de la perforación, lo que los hace muy susceptibles a infecciones. Un piercing en el la oreja o ceja toma sólo entre 6 y 8 semanas en sanar.

Ahora que ya sabes más acerca de tu ombligo, comparte esta publicación en las redes sociales.

¡Compártelo En Facebook!