Aceite de coco, el sistema inmunológico y las infecciones – Consejos de salud y alimentación

Mantener una dieta bien equilibrada y controlar cuidadosamente la ingesta diaria de alimentos y bebidas es fundamental para mantener un sistema inmunológico bien equilibrado y saludable. El sistema inmunológico tiene que combatir decenas de bacterias todos los días y tener un sistema inmunológico bajo significa que es más probable que contraiga virus y otras enfermedades.

El aceite de coco tiene grandes beneficios naturales para la salud y funciona como un tratamiento eficaz para una serie de enfermedades comunes, incluyendo eccema, indigestión y una variedad de enfermedades de la piel. Sin embargo, el aceite de coco también puede ayudar a su sistema inmunológico de varias maneras sorprendentes.

La forma clave en que el aceite de coco puede estimular el sistema inmunológico es a través de la ingestión de grasas saturadas, las más beneficiosas de las cuales son, [[wiki:triglicéridos de cadena media]]. Estas son las grasas saturadas más fácilmente digeribles ya que el cuerpo las transporta directamente al hígado donde no se utilizan para la producción de grasa, por lo que no tienes que preocuparte demasiado por el aumento de tu colesterol mientras impulsas tu sistema inmunológico.

Tener los anticuerpos adecuados para combatir bacterias específicas es fundamental para el bienestar de tu cuerpo, por lo que añadir un poco de aceite de coco a tu dieta es una forma fácil de asegurarte que te mantienes feliz y saludable.

Los triglicéridos de cadena media son utilizados por el sistema inmunológico para crear antimicrobianos – que comúnmente pensamos como [[wiki:anticuerpos]]. Los anticuerpos son el principal mecanismo de defensa que tiene tu cuerpo para combatir las infecciones y los virus, por lo que es necesario tener cantidades moderadas de grasas saturadas para mantener la producción de anticuerpos.

Las grasas del aceite de coco contienen lípidos antimicrobianos que tienen propiedades antivirales y antifúngicas. El aceite de coco contiene [[wiki:ácido láurico]], [[wiki:ácido caprílico]] y [[wiki:ácido decanoico]] que, cuando se descomponen, se convierten en anticuerpos específicos usados en las defensas de tu cuerpo contra una serie de enfermedades e infecciones.

Tener los anticuerpos adecuados para combatir bacterias específicas es fundamental para el bienestar de tu cuerpo, así que añadir un poco de aceite de coco a tu dieta es una forma fácil de asegurarte que te mantienes feliz y saludable.

¿Puede el aceite de coco ayudar a combatir las infecciones?

Ya hemos visto que el aceite de coco puede ayudar a combatir una variedad de infecciones y que ayuda a tu sistema inmunológico gracias a los ácidos grasos como el ácido láurico y el ácido decanoico.

Ya hemos visto que el aceite de coco puede ayudar a combatir una variedad de infecciones y que ayuda al sistema inmunológico gracias a los ácidos grasos como el ácido láurico y el ácido cáprico. Sin embargo, los beneficios naturales para la salud del aceite de coco van mucho más allá, ya que es un tratamiento versátil para una variedad de infecciones internas y externas.

En primer lugar, externamente el aceite de coco se puede utilizar para tratar una variedad de afecciones de la piel y es brillante para cortes, rasguños y moretones.

En la piel, el aceite de coco virgen es adecuado para prevenir las afecciones cutáneas comunes como el eccema y otras erupciones, ya que crea una capa impermeable de aceite entre la piel y el aire. Aunque normalmente esto provocaría que la piel se volviera insalubre y no pudiera respirar adecuadamente, la composición química del aceite de coco en realidad airea la piel y la hidrata al mismo tiempo. No deberías mantenerte cubierto de aceite de coco las veinticuatro horas del día, pero aplicar una capa dos veces al día mantendrá a raya las irritaciones de la piel y te dejará con una piel más sana.

En los cortes, moretones y raspaduras, el aceite de coco virgen ayuda de la misma manera que arriba – manteniendo el área libre de infecciones. Sin embargo, los efectos hidratantes también ayudan a curar la piel, dándole los nutrientes que necesita para rejuvenecer y reparar el tejido de la piel. Los nutrientes del aceite de coco no sólo ayudan a curar la piel, sino que también la tensan, lo que resulta ideal para eliminar las estrías y minimizar el tejido cicatricial.

En segundo lugar, se sabe que las enzimas del aceite de coco matan muchos virus, incluyendo la gripe, el sarampión, el herpes, la hepatitis y el SARS. Esto significa que el aceite de coco puede realmente protegerte de contraer algunas de las peores enfermedades a las que estamos expuestos en el mundo moderno. Las enzimas trabajan simplemente descomponiendo las bacterias dañinas, neutralizando así cualquier potencial que tengan para crear efectos negativos.

En tercer lugar, el aceite de coco es un gran tratamiento para la candidiasis y otras infecciones por levaduras. El aceite de coco orgánico es una de las ayudas naturales más eficientes para combatir la cándida por completo. Cambiar tu dieta de esta forma tan simple puede ayudarte a aliviar la candidiasis para siempre.

La cándida es notoriamente difícil de eliminar del cuerpo ya que la fuente de la infección no es necesariamente la misma que la ubicación de la infección en sí.

La cándida crece en un ambiente con bajo PH y demasiado tóxico. Si tienes sobrepeso, comes mucha comida basura o estás por debajo de tu peso y eres sedentario, la piel y el sistema inmunológico de tu cuerpo son menos tolerantes, lo que significa que es probable que desarrolles infecciones por cándida o por levaduras con mucha más frecuencia.

En tu dieta, el aceite de coco ayuda a reforzar el sistema inmunológico, además de ser una fuente mucho mejor de grasas saturadas que la comida basura, ayudándote a perder peso y a mantener una dieta equilibrada.

Aplicados externamente, los nutrientes del aceite de coco ayudan a proteger la piel y a crear una barrera contra los radicales libres externos, lo que significa que es poco probable que se repitan las infecciones. La aplicación tópica de aceite de coco también ayudará a calmar la piel, lo que significa que no sufrirá tanta irritación. El aceite de coco actúa como fungicida, literalmente rompiendo el hongo y obstaculizando el crecimiento de otros hongos.

Esto hace que el aceite de coco sea uno de los mejores remedios naturales para una gran variedad de enfermedades comunes. Es realmente una maravilla del mundo natural y sería una negligencia no comprar un poco hoy.

Mensajes relacionados:

  1. ¿Qué son los radicales libres y los antioxidantes?
  2. 3 pasos para ayudar a manejar las alergias de la piel
  3. Por qué el pan y la leche no son el enemigo
  4. Los beneficios del aceite de pescado