Saltar al contenido

Almohadas blancas y como nuevas


Las almohadas absorben partículas de suciedad y restos de sudor que crean un perfecto ambiente para las bacterias y ácaros. Mira el vídeo completo con toda la información!

MOSTRAR MAS

Por esa razón necesitan un mantenimiento especial, aunque se le suelan poner fundas protectoras, esto no evita que en algún momento, se empiecen a adquirir manchas oscuras y desagradables olores que nos hacen desear tirarlas a la basura.

Sin embargo, antes de tomar esas medidas tan drásticas, es mejor que conozcas algunos trucos simples de limpieza y desinfección, y mejor aún, que son muy baratos. Con ellos podrás blanquear tu almohadas y purificarlas.

A continuación te compartiré los 5 mejores trucos para limpiar y blanquear tus almohadas.

5to truco es el que me enseñó mi vecina, así que toma papel y lápiz y empecemos.

1ro. Vinagre blanco Y Bicarbonato de sodio.

Mezclar vinagre blanco con bicarbonato crean un producto totalmente natural, el cual es perfecto para suavizar y blanquear las telas de tus almohadas.

2do. Aceite esencial de árbol de té y Bicarbonato de sodio.

Cuando se combinan ingredientes como el aceite esencial de árbol de té y el bicarbonato, se puede hacer un detergente en seco que cuida de nuestras almohadas.

3ro. Agua oxigenada y limón.

Al mezclar limón y agua oxigenada podemos conseguir un blanqueador natural con activos muy potentes que eliminan las manchas de saliva y sudor de las almohadas blancas.

4to. Bórax y Detergente.

Este truco se ha vuelto muy popular en casi todo el mundo, por ser una de las mejores mezclas para dejar las almohadas como nuevas.

5to. Jugo de limón con agua caliente.

Casi todos saben que el jugo de limón fresco es uno de los agentes desinfectantes y blanqueadores más efectivos ofrecido por la naturaleza.

Ingredientes:

2 ½ litros de agua (10 tazas).

El jugo de 6 limones.

 

👉 ATENCIÓN: Este es un Video de Información, Noticias, Consejos y Remedios Caseros. No Sustituye a un Especialista ni a Profesionales en Materia. Consulte Siempre su Médico.