Blanquea Tus Dientes De Manera Natural Y Económica


El blanqueamiento dental es un tratamiento dental estético revolucionario con enorme demanda en la actualidad, que logra reducir varios tonos el color original de las piezas dentales, dejando los dientes más blancos y brillantes.

El blanqueamiento de los dientes permite eliminar la mayoría de las manchas producidas por medicamentos como las (tetraciclinas) o bien por causas extrínsecas como el té, café y otras infusiones, cigarrillos y vino tinto, entre otras sustancias y alimentos.

Los tratamientos de blanqueamiento dental realizado por un odontólogo resultan muy costosos, a continuación te daremos algunos consejos caseros y económicos para lograr el objetivo de tener unos dientes blancos y perfectos.

Wayback Machine

Bicarbonato de Sodio. Ponga una cucharadita de bicarbonato de sodio en su palma y mezcle con agua o mejor aún, con jugo de limón, hasta formar una pasta, luego aplicar sobre un cepillo de dientes.

Se usa solo o encima de una capa de pasta de dientes para un impulso extra de blanqueamiento y cepillarse los dientes con esta pasta durante al menos dos minutos. Enjuague con abundante agua.

Realiza una pasta de fresa y bicarbonato de sodio. Las primeras actúan como una agente blanqueador natural. Sólo hay que aplastar la fruta y mezclar con el otro ingrediente. Aplica en los dientes y dejar 20 minutos, luego enjuagar. Esperar 30 minutos más y cepillarse como de costumbre.

4 mezclas que eliminan completamente el sarro de los dientes

Frota durante dos minutos tus dientes con el interior de una cáscara de plátano. Puedes realizar este procedimiento las veces que quieras cada día. Tiene ácido salicílico que ejerce un excelente poder blanqueador en el esmalte.

Masticar manzanas y apio. El más dulce remedio son las manzanas, que contienen ácido málico una enzima que ayuda a eliminar las manchas.

Previous capture

Todo lo que tienes que hacer es comer la fruta, ya que esto permite que al ácido málico cepillar naturalmente las manchas de los dientes.

Siga con cepillarse los dientes después para eliminar en azúcar natural en la fruta que puede causar caries en los dientes si se deja que se acumulen. Alternativamente, masticar un poco de apio: las fibras de celulosa quitan las manchas de los dientes con cada masticar.

¡Compártelo En Facebook!