Cada dedo está conectado con dos órganos: ¡Método japonés de curación!


Hay muchas maneras de tratar afecciones actualmente, y no necesariamente requieres el uso de fármacos o productos comerciales.

Desde la antigüedad existen diversos métodos naturales que se popularizaron a lo largo de la historia debido a su eficiencia y siguen manteniéndose en la actualidad.

Hay un truco particular de la medicina natural que ha estado llamando la atención de personas en todo el mundo debido a su simplicidad.

Nuestros dedos se conectan a muchos de los órganos vitales del cuerpo. La técnica ideada por el país asiático consiste en estimular cada uno para fortalecer la salud, y no toma ni 5 minutos.

Wayback Machine

Es sorprendente pensar que puedes curar tu cuerpo a través de los dedos, pero eso se logra conociendo la mejor manera de realizarlo.

Seguro al principio te sientas escéptico, por lo que te motivamos a intentarlo, en muy poco tiempo aliviaras dolores y molestias. Presta atención sobre cómo lograrlo.

Esta antigua rama de la medicina natural japonesa, aprovecha el equilibrio de las energías en el organismo.

El método es bastante sencillo una vez que conozcas los órganos que equilibra cada dedo. Vas a aplicar un poco de presión en el dedo determinado y masajéalo mientras respiras pausadamente.

Pon 4 rodajas de tomate en una maceta, espera 10 días y lo que pasara te llenara de alegría, no vas a creerlo

No es nada peligrosa, ni requieres químicos, pastillas, fármacos o algún compuesto que termine por ser perjudicial, ni si quiera necesitas robarte demasiado tiempo. Recuerda que al intentarlo, debes relajarte para aliviar el malestar.

Previous capture

Cada dedo representa algo distinto:

El pulgar: conecta con el estómago y el brazo; alivia ansiedad, depresiones y preocupación. Por lo general alivia síntomas como dolores de estómago, de cabeza, nervios y problemas en la piel.

El dedo anular: conecta con pulmones y el intestino delgado; alivia la negatividad, el miedo y el rechazo. Alivia inconvenientes respiratorios.

El dedo índice: conecta con riñones, la vejiga, hígado y la bilis. Está presente para la frustración, miedos, indecisiones y resentimiento; cura dolores articulares y musculares, indigestión y previene las adicciones.

El dedo meñique: conecta con lo que es el corazón y el intestino delgado. Calma la incertidumbre, ansiedad y sentido de inferioridad. La presión de este dedo cura problemas circulatorios, dolores de garganta y malestares en los huesos.

No pierdes nada con intentarlo, tomará muy poco tiempo y vale la pena. Comparte con tus conocidos lo que pueden hacer.

¡Compártelo En Facebook!