Cuando sepas lo que estas esponjas para lavar platos provocan no volverás a utilizarla nunca más.

Para el doctor Philip Tierno, maestro clínico de Microbiología y Nosología en la Universidad de la ciudad de Nueva York, “la cosa más sucia que puede haber en una casa es una esponjilla para lavar platos, aun más que una tapa de inodoro o bien un cubo de basura”