EL FRASCO BRILLANTE DE LA CALMA, Ayudará A CALMAR Tus Hijos Cuando Están ENOJADOS O ANGUSTIADOS, Aprende Hacerlo…

María Montessori fue una gran mujer que creó un método novedoso y revolucionario para educar a los niños.

Esta mujer se encargó de desarrollar el frasco de la calma, una idea revolucionaria para calmar la rabieta de los niños. Se trata de un simple frasco de plástico que es llenado con agua, pegamento y purpurina.

Cuando tu hijo sea atacado por un momento de pena, llanto, estrés o rabia, simplemente puedes pasarle el frasco de la calma para que lo agite y se distraiga con la belleza de sus brillos y sus formas por un rato. En este artículo te diremos como hacerlo.

frasco brillante de la calma

A continuación te diremos cuales son los materiales que necesitarás para poder realizar el frasco brillante de la calma.

Materiales:

  • Glitter líquido de diferentes colores (plasticola de brillos)
  • Un frasco que cierre muy bien
  • Vaselina vegetal o aceite
  • Agua

Procedimiento para crear el frasco brillante de la calma

Una de las cosas indispensables para crear el frasco brillante de la calma es que se debe realizar en conjunto con los niños, esto debido a que es importante que sean conscientes de que los colores representan las emociones.

Paso 1. Primero se llenan tres cuartas partes del frasco con agua y vaselina líquida vegetal o algún aceite de color claro, mezclados en partes iguales. El aceite hará que los brillos no se precipiten rápidamente hacia el fondo.

frasco-1

Paso 2. Diluyan las plasticolas con purpurina de distintos colores en recipientes con un poco de agua, para que luego se mezclen mejor con el líquido. Se utiliza este tipo de brillos porque la purpurina convencional, en seco, es peligrosa para los niños.

frasco-2

Paso 3. Junto con los niños, asocia cada color a una emoción: ¿el negro se parece al enojo? ¿Al aburrimiento? ¿El celeste nos recuerda a la tranquilidad? No hay reglas preestablecidas, ya que cada niño tiene su manera de ver e interpretar el mundo. Vayan colocando cada color en el frasco, y cuando estén todos ciérrenlo bien.

frasco-3

Listo ahora debes agitar y listo.

nin%cc%83a-con-frasco

El frasco de la calma funciona de la misma forma en que lo hace el yoga, la meditación o el ejercicio de mirar una vela; técnicas de control de estrés que nos ayudan a todos a despejar nuestra mente. Sin embargo, debes tener muy claro que el frasco de la calma no es un castigo, al contrario, debes utilizarlo más bien como una terapia, algo que distraerá a tu hijo y lo hará pasar un buen momento, ayudándolo a superar su frustración.

Esperamos que este artículo les sea de gran ayuda, de ser así te invitamos a compartirlo a través de las diferentes redes sociales.

Fuente: La Bioguia | Upsocl