Encuentran una nueva tribu del Amazonas que no ha tenido nunca contacto con la civilización…


El ser humano siempre se encuentra en la búsqueda de cosas nuevas y recientemente han hecho un descubrimiento increíble.

Descubrieron una tribu que se encuentra en el Amazonas, la cual no sorprende por el hecho que sea una tribu, sino porque todos los integrantes de dicha tribu nunca han tenido contacto con la civilización.

Si quieres conocer más acerca de este increíble descubrimiento, te invitamos a que sigas leyendo este artículo, te dejará sorprendido todo lo que relatamos.

Wayback Machine

Unas extraordinarias nuevas fotos han surgido de una comunidad indígena que no había sido contactada aún en la selva amazónica. Las imágenes, tomadas desde el aire, muestran a un grupo de personas en una estructura comunal tipo “yano” en el territorio indígena de la tribu yanomami, en el norte del Brasil, cerca de la frontera con Venezuela. Cada sección de paja se cree que es la casa de una familia diferente, y es donde duermen, encienden el fuego y almacenan alimentos.

Las comunidades yanomami aisladas, algunas de las cuales han tenido contacto con el mundo exterior, en conjunto cuentan con unas 35.000 personas, y la gente vive alimentándose y cazando en el bosque circundante. Se entiende que hacen uso de 500 plantas diferentes para diversos propósitos y su conocimiento, desarrollado a lo largo de miles de años, descrito como “insustituible” por Survival International, una ONG que hace campaña por los derechos de los pueblos indígenas.

Previous capture

Pero la comunidad estimada de 100 personas que se ve en las últimas fotografías corre el riesgo de ser destruida por los mineros de oro ilegales que se están acercando a sus tierras. Oficialmente, el territorio indígena yanomami, que abarca más de 9,6 millones de hectáreas, está protegido por el gobierno. Los forasteros, en particular los grupos delictivos, amenazan con violencia, destrucción del medio ambiente y enfermedades como la malaria, a la que los pueblos aislados no tienen resistencia inmunológica.

RECUERDAS AL NIÑO QUE FUMABA 40 CIGARROS AL DÍA, MIRA COMO LUCE AHORA 8 AÑOS DESPUÉS.

Según el activista veterano yanomami y chamán Davi Kopenawa, los mineros “son como las termitas, siguen regresando y no nos dejan en paz”. “El lugar donde los indios no contactados viven, pescan, cazan y plantan debe ser protegido. El mundo entero debe saber que están allí en su bosque y que las autoridades deben respetar su derecho a vivir allí”, dijo. En la cultura yanomami, los chamanes llevan ceremonias espirituales, durante las cuales inhalan yakoana, un tabaco alucinógeno. Survival International se opone a la perspectiva de cualquier contacto con la comunidad.

Next capture

Dicen que los indígenas han disparado flechas a los aviones pasajeros, huyeron de los forasteros y evitaron que los miembros de su propia tribu se pusieran en contacto con el mundo exterior. La organización sostiene que deben ser los propios pueblos indígenas quienes inician el contacto. El grupo ilustrado parece no haber hecho ningún intento de hacerlo. Sin embargo, un grupo estimado de 1.000 mineros de oro se encuentran a sólo 35 kilómetros de la comunidad. Las propias fotos fueron tomadas de un vuelo del gobierno investigando los mineros ilegales de la zona.

La ubicación exacta se mantiene en secreto para proteger a la comunidad. El contacto previo entre forasteros y Yanomami ha resultado en un derramamiento de sangre. En 1993, un año después del reconocimiento oficial del territorio yanomami, 16 indígenas, incluyendo un bebé, fueron asesinados en la aldea de Haximú por unos mineros. Ha habido muchos otros incidentes de indígenas atacados por mineros. Sus operaciones también han causado una alta tasa de intoxicación por mercurio entre las tribus Yanomami y Yekuana en el Amazonas.

¡Comparte esta publicación!

¡Compártelo En Facebook!