ESTA HORMONA ES LA RAZÓN POR LA CUAL USTED NO PUEDE BAJAR DE PESO. AQUÍ COMO SOLUCIONARLO.


Durante mucho tiempo se creía que la pérdida de peso estaba ligada a la cantidad de ejercicio, a la constancia y a una dieta.

Anuncio

Pero diferentes estudios han demostrado que existe una relación entre los niveles hormonales en el organismo, causa de esto es el exceso de peso y un aumento rápido ante un posible desequilibrio. Una gran cantidad de hormonas cómo la Leptina, Ghrelina e Insulina son las responsables de poner el organismo a quemar los depósitos de grasa y regular el apetito, por ende se necesita entrar en un nivel estable y mantenerlas bajo control. Te contaremos todo lo que necesitas saber sobre estas hormonas y algunos consejos saludables para alcanzar el peso que deseas.

Estudios recientes en cuanto al metabolismo arrojan el resultado de que una de las hormonas más responsable del sobrepeso es la Leptina, tener niveles estables de dicha hormona es el punto inicial para nivelar el desgaste energético y activar el metabolismo en el cuerpo humano. Funciona básicamente cómo lo hace el termostato de un calentador de agua, cuando la temperatura (desgaste energético) baja , el termostato (hormonas) prende la fuente de calor y eleva la temperatura (energía). En otras palabras es la que le indica al cerebro cuándo dejar de acumular y comenzar el proceso de quemar la grasa.

Anuncio

b

La leptina se crea en las células de grasa en el cuerpo. Es decir a mayor cantidad de grasa, los niveles de leptina aumentan. Por ende las personas con sobrepeso y mucha cantidad de leptina tienden a generar una resistencia a la hormona y el cerebro no entiende cuando dejar de producirla. Lo que genera un desequilibrio mayor.

10 razones por las cuales deberías estar tomando alcachofa

Es tan simple como mejorar los hábitos alimenticios, una dieta balanceada y sin azúcares. Pues el cerebro entenderá que ya no hay necesidad de activar la ingesta de grasa y bajará los niveles de leptina. Existen algunos consejos que te ayudarán:
0 azúcar refinada, harinas, grasas y alimentos muy procesados.

Tener una dieta rica en fibra, la sensación que causa la fibra en el cuerpo es de que realmente está lleno el estomago y esto lo interpreta muy bien el cerebro.

Aumentar el consumo de proteínas.

Descansar más.

Anuncio

Sí te gustó este artículo compártelo con tus amigos y familiares.

¡Compártelo En Facebook!