Esto es lo que le sucede a tu organismo cuando deja la actividad 1intim@.

Puede que estés más triste y estresado, porque hasta ahora el sexo regaba tu cerebro de oxitocina, dopamina y serotonina, sustancias que además de placer producen sensación de bienestar, calma y autoestima. Además, te bajan las defensas. La actividad sexual aumenta tus niveles de inmunoglobulina, un anticuerpo que defiende el organismo, y de otras hormonas que ayudan al sistema inmunológico. Al dejar de producirlas, te expones más a los virus, hongos y bacterias.