Feministas les echaron cloro a hombres por abrir las piernas en un metro. Mira lo que paso después y danos tu opinión

Anna Dovgaluk es una activista de San Petersburgo, lanzó un video manifiesto que se encuentra dedicado a la lucha en contra del manspreading. Se trata de la costumbre de algunos hombres de sentarse en el transporte público y que abren las piernas ocupando más espacio. Así que Anna afirma que las feministas luchan contra este hábito en diferentes países, pero que en Rusia no se ha discutido en público.

Wayback Machine

“Es importante para mi llamar la atención de personas hacia este tema, para que se provoque una discusión y así la reacción de normas legislativas que lo penalicen, al tratarse de una falta de respeto público a las mujeres y niños, además es una vergüenza para la sociedad”, agregó.

Varios de los amigos activistas comparten su punto de vista, ya que vertió una solución de agua con lejía en la entrepierna de pasajeros del metro de San Petersburgo, a todos los que estaban sentados con las piernas demasiado abiertas.

En la descripción del vídeo se asegura que la solución fue vertida a un aproximado de 70 personas, adelantando que realizará esta campaña en las ciudades de Moscú y Kazán en Rusia. ¿Qué opinas?

Se suman varios hombres indignados ante tal acto, ya que afirman que se trata de una postura fisiológica masculina y que no es correcto lo que está sucediendo. Mientras tanto otros opinan que es un vídeo escenificado, ya que hay poca gente en los vagones y solo es para ganar popularidad.

Estudios confirma que el “Aroma a Abuelita” empieza a partir de los 30 años

Previous capture

Incluso varios afirman que no se trata de la propia activista, al llevar un estilo de vida lujoso y no viaja en el metro, además tiene muy poco parecido físico.

“Nos echaron agua encima. El que estaba con la capucha era yo. Es una escenificación, esa sensación cuando llegas a la filmación con pantalones extra y te vas con un salario”, agregó Stanislav Kudrín, uno de los hombres en el metro. Aunque este comentario fue confrontado por María Rein, la activista del vídeo.

¡Compártelo En Facebook!