Hombre murió abandonado por su familia en un manicomio, lo que dejó debajo de su almohada hizo llorar a todos.

Las residencias que funcionan en muchos países se encargan del cuidado de las personas mayores; porque éstos no pueden valerse por sí mismos; ya sea por condiciones de su vejez o porque alguna enfermedad ha incapacitado sus facultades físicas. En esos auspicios tienen la responsabilidad de alimentarlos y cuidarlos.
Debemos ser conscientes con nuestros familiares mayores que cuando llegan a esa edad, la vida cambia radicalmente. Muchos de ellos vuelven a tener la capacidad de un niño pequeño. Es decir, necesitan paciencia y mucho cuidado. Por lo tanto, debe asegurarse de que estén siendo tratados adecuadamente.