¡Los Síntomas de los Parásitos en el Estómago y los Mejores Métodos para Eliminarlos!…

Los remedios herbales son una gran herramienta para comenzar de inmediato.

de ajo,
ajenjo

y nogal negro son lo que quieres buscar.

Un clavo en la cabeza parece el final de los parásitos de la cabeza y creo que la naturaleza realmente lo diseñó de esa manera para que se acostumbren a eliminar los parásitos. Los clavos funcionan porque matan los huevos, no solo a los adultos. Junto con el ajo, el ajenjo y las hierbas de cáscara de nuez negra son excelentes porque matarán a los parásitos en general.

Trate de tomar estas hierbas como té durante un diariamente Si lo desea, puede agregar un poco de miel al gusto. Por cierto, la miel es un antiparasitario, al igual que las semillas de calabaza y papaya.

Desafortunadamente, la mayoría de los médicos convencionales no están capacitados en el tratamiento de parásitos. Solo cuando los parásitos se ven visualmente, los médicos estadounidenses sospechan de ellos, lo que requiere un caso horrible.

Hay muchos síntomas de parásitos que las personas expresan en la vida cotidiana, creyendo que estos son completamente normales. Aunque la enfermedad se ha vuelto normal en el estilo de vida moderno, no tiene por qué serlo.

La cantidad de daño que pueden causar los parásitos es prácticamente ilimitada, ya que muchos son lo suficientemente pequeños como para viajar a cualquier parte del cuerpo a través del torrente sanguíneo. Robando estos nutrientes de nuestro cuerpo.

Los parásitos son la causa principal de la enfermedad del lupus, y todos los demás síntomas son secundarios a la infección parasitaria. Por lo tanto, el Lupus no se puede curar sin una limpieza de parásitos. Por supuesto, se dice que el lupus es otra «enfermedad incurable» y un «trastorno autoinmune», según los médicos convencionales.

Síntomas de la infección por parásitos

diarrea o estreñimiento
Náuseas crónicas e inexplicables, a menudo acompañadas de vómitos
fatiga y debilidad
calambres intestinales
mareos inexplicables
gases malolientes
indigestión
la inflamacion
Alergias alimentarias múltiples
pérdida de apetito
Prurito alrededor del ano, especialmente por la noche.
Dificultad para dormir
Dificultad para mantener un peso saludable (sobre o bajo peso)
Comezón en las plantas de los pies, a menudo acompañada de una erupción
Tos con sangre (casos graves).
Palpitaciones (Anquilostomiasis)
la anemia
Hinchazón de la cara alrededor de los ojos (gusanos redondos)
Sibilancias y tos, seguidas de vómitos, dolor de estómago e hinchazón (lo que sugiere oxiuros o lombrices intestinales).